+54 0341 4802275 / 4802121

Cidade Autônoma de Buenos Aires: caminho em direção à presencialidade total

El 13 de marzo, a pocos días de haber comenzado las clases y como consecuencia de la medida de aislamiento a nivel nacional, la educación presencial tuvo que suspenderse. Y la escuela pasó a estar dentro de los hogares de cada familia.

A los pocos meses sin escuelas abiertas, las encuestas arrojaron los primeros resultados sobre el impacto en el bienestar integral de los estudiantes y mostraron cómo estaba afectando de manera negativa en las chicas y chicos el no poder ir a sus escuelas, con sus amigos y docentes.

En ese momento, la Ciudad de Buenos Aires se comprometió a trabajar articuladamente con todos sus ministerios y redoblar esfuerzos para recuperar la presencialidad plena con la convicción de que el futuro se construye en las aulas.

Con ese objetivo claro, todas las áreas del Gobierno de la Ciudad,  se pusieron a disposición de la educación. Se trabajó en el diseño de un plan serio, basado en evidencia y la experiencia de otros países, con metas claras y líneas de acción concretas para alcanzarlas.

La guía La ruta hacia la presencialidad plena reúne todas las decisiones que el Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires fue tomando hasta cumplir la meta: que todos los estudiantes de la Ciudad volvieran a su rutina habitual de clases, tal como la dejaron en marzo del 2020.

Dimos el primer paso en octubre de 2020 con la revinculación de los estudiantes de los últimos años de primaria y secundaria. Con grupos “burbuja” de no más de 10 personas y con un protocolo de seguridad e higiene, los estudiantes pudieron cerrar su ciclo en sus escuelas junto a sus compañeros y docentes.

Y este año hubo un regreso anticipado a las aulas. El 17 de febrero volvieron todos los chicos, todos los días, al menos una jornada. Esta presencialidad se mantuvo hasta el 4 de agosto cuando, a partir de la favorable situación epidemiológica y de una campaña muy avanzada de vacunación, logramos recuperar la rutina que los estudiantes dejaron en marzo del año pasado.

La decisión de abrir las escuelas no fue aislada. Abrimos las escuelas acompañándolas de testeo docente, de testeo de estudiantes, de vacunación de docentes y con protocolos estrictos y restricciones en otros ámbitos.

Como Estado tenemos que garantizar la igualdad de oportunidades para todos los chicos. Cada día que un chico o chica pasa fuera de la escuela es un día menos de oportunidades. Es un día menos de aprendizaje y un día más lejos del futuro que sueñan.

Por eso, desde la Ciudad estamos muy orgullosos de todo el camino recorrido y de haber logrado que ningún estudiante perdiera tiempos de clase; sin embargo, aún queda mucho camino por recorrer para que los chicos y chicas recuperen y aprendan los conocimientos necesarios.

Pero todas las futuras decisiones deberán ser tomadas con los chicos siempre en las escuelas.

Cidade Autônoma de Buenos Aires: caminho em direção à presencialidade total

Etiquetas

Categorías: 

Conocé más sobre la Asociación Internacional de Ciudades Educadoras Delegación para América Latina