+54 0431 4802275 / 4802121

Añadir nuevo comentario

Caguas renace después del Huracán María

La solidaridad ha sido la bandera del esfuerzo de recuperación de la Ciudad Criolla de Puerto Rico. Desde el pasado 20 de septiembre, la historia de Puerto Rico tomó un rumbo inesperado. El paso del huracán María, una de las peores catástrofes de la historia de este archipiélago caribeño, dejó al país devastado. La Ciudad de Caguas, ubicada en la región centro oriental de Puerto Rico, recibió un impacto directo de este fenómeno atmosférico.

 

Este hecho puso a la llamada Ciudad Criolla ante una encrucijada histórica. Con unos cimientos fuertes, concebidos desde la gobernanza democrática, la Administración de Caguas puso manos a la obra. Los fundamentos que rigen a las ciudades educadoras fueron el parámetro ideal para atender y enfrentar la emergencia que supuso el huracán María. Caguas, como ciudad educadora, pudo encaminar un proceso educativo y de formación con un intercambio de experiencia constantes. Este evento abrió una oportunidad de interacción activa en las comunidades que sirvió de aprendizaje y de desarrollo para los ciudadanos sin importar su edad, género o clase social.

Este proyecto titánico, que se bautizó como “Caguas Renace”, fue dirigido en un principio a salvar vidas, a garantizar los accesos por las vías públicas y a suplir comida y suministros a la ciudadanía. Esta tarea contó principalmente con el trabajo incansable de cientos de empleados municipales a quienes se sumaron organizaciones sin fines de lucro, iglesias, el sector privado, organizaciones deportivas, entre muchos otros.

“Caguas fue una de las ciudades más devastadas de todo Puerto Rico. Tras el huracán, nuestro país era otro. Este evento atmosférico arrasó con prácticamente toda la vegetación. Los árboles que no sucumbieron a los vientos, quedaron sin una sola hoja. Techos y casas enteras salieron disparados por las potentes ráfagas. La devastación fue impresionante”, recuerda el alcalde de Caguas, William Miranda Torres.

En medio de la tempestad se renovaron valores como la solidaridad. Muchos dejaron atrás su propia desgracia para ayudar a quienes lo perdieron todo. La Administración Municipal de Caguas puso en marcha inmediatamente su plan de emergencia.

La Secretaría de Desarrollo Humano coordinó los trabajos de recibo y distribución de alimentos para los ciudadanos afectados por dicho fenómeno atmosférico. Para ello se estableció el Centro de Recibo y Distribución de Suministros en el primer piso de la Casa Alcaldía.  Dada la cantidad de suministros recibidos de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) y la necesidad de espacio adicional, la administración de la empresa Droguería Betances, facilitó el área de almacén en sus instalaciones en Caguas.

 

Cabe destacar que, según la información de la Oficina de Planificación, la ciudad tiene una población de 142,893 personas distribuidas entre los 11 barrios y 367 sectores donde, la mayor parte quedan distantes del centro urbano. Era necesario hacer un reconocimiento de toda la ciudad para identificar la necesidad y brindar ayuda. La labor de distribución de suministros impactó un total de 345,489 ciudadanos.

Este esfuerzo de recuperación ha tomado meses y regresar a la normalidad tomará años. A pesar de la devastación, las historias extraordinarias de supervivencia de personas que, aun perdiendo a seres queridos, sus casas, sus pertenencias y hasta sus trabajos han salido adelante. La gente se ha unido a reconstruir y comenzar de nuevo con esperanza.

Se dice que tras la tempestad llega la calma y para el alcalde de Caguas también llegan las oportunidades. Tras el paso del huracán se estableció una iniciativa para apoyar un sector vulnerable de nuestra sociedad que son las personas de mayor edad. Este sector representa el 18% de la población total de la ciudad de Caguas (según encuesta de comunidad, del Censo de los Estados Unidos, 2017). Un total de 23,831 ciudadanos mayores de 65 años o más viven distribuidos en los 11 barrios de la ciudad, los cuales fueron severamente impactados por el huracán María.



Así nació el proyecto Súper Adultos Renacen. Esta iniciativa, que se suma a los ofrecimientos para la población de edad avanzada que ya ofrecía la administración municipal. Mediante la misma se provee una atención integral a personas de edad avanzada, lo que nos permite robustecer los ofrecimientos que ya existen en la ciudad. Los servicios se ofrecen en las mismas comunidades para facilitar la identificación de necesidades y su seguimiento. Para ello el proyecto cuenta con un personal especializado: un coordinador, un trabajador social, un facilitador recreativo, un psicólogo y un chofer. Además, el proyecto tiene auxiliares en el hogar para atender casos meritorios que requieran apoyo y acompañamiento en sus hogares.

Para apoyar la identificación de casos se será clave el modelo de gobierno basado en la participación ciudadana, por medio del cual las comunidades están organizadas en asociaciones de residentes.  

El proyecto se trabaja en coordinación con la corporación SANOS que se encarga de viabilizar las políticas de salud establecidas y sus servicios en Caguas. Es una herramienta complementaria que permite extender servicios y atender a quienes tienen necesidades muy particulares.

“Nuestra ciudad renace con esperanza. En la unidad y la capacidad de nuestra gente encontraremos las respuestas para reconstruir. Tenemos bases sólidas que nos han permitido salir adelante en unos meses difíciles. Nuestra tarea continúa y nos queda un largo camino que recorreremos con la convicción de que lograremos nuestros objetivos. Miramos al futuro con fe y valentía”, afirma con determinación el alcalde Miranda Torres.

 

Caguas renace después del Huracán María

Etiquetas

Categorías: 

Boletines institucionales

Descargá los boletines mensuales publicados por la Asociación Internacional de Ciudades Educadoras Delegación para Amércia Latina

VER TODOS