+54 0341 4802275 / 4802121

Ciudad de México: fortaleciendo la educación para niñas, niños y adolescentes en situación de conflicto con la ley

La Ciudad de México, y en particular desde la Secretaría de Educación, se busca innovar en el ámbito del aprendizaje en familias y comunidades bajo la premisa de garantizar educación de calidad, inclusiva, equitativa, pero que además fomente oportunidades de incorporación en los procesos productivos y competencia en el ámbito laboral, respaldada en el uso responsable de tecnologías de la información y la comunicación. Este proceso ya se empieza a reflejar en los Centros Especializados para Adolescentes dependientes del sistema penitenciario.

A partir de esta preocupación surge el proyecto que busca dar atención y garantizar derechos a una población en condiciones de alta vulnerabilidad y que se denominó: "Servicios Educativos para Niñas, Niños y Adolescentes que Están Relacionados a Conductas o Hechos Tipificados como Delitos ". El interés principal es llevar a las Comunidades Especializadas servicios educativos, equipos de cómputo y recursos digitales que respalden las actividades de enseñanza-aprendizaje que son muy irregulares en esos sitios por distintos motivos.

No debe pensarse que solamente con los esfuerzos dirigidos desde las áreas de la Secretaría de Educación que favorecen a los adolescentes, jóvenes y jóvenes adultos en conflicto con la ley penal se soluciona en definitiva el problema de las conductas delictivas, sin embargo, es claro que se actúa contribuyendo con las actividades de abatimiento en fenómenos como la alta tasa de deserción escolar en diferentes niveles.

El objetivo, en un sentido amplio, es acompañar las medidas acusatorias impuestas a los adolescentes asistiéndolos con herramientas útiles que facilitan expectativas para la normalización de su vida, de tal manera que se integren a los entornos escolares y productivos aportando en las tareas de reparación del tejido social, enalteciendo la convicción de crear entornos más sanos y libres de violencia respaldados en la dotación de servicios educativos.

El interés surge en el ámbito de actividad de la propia Secretaría de Educación (SEDU) de la Ciudad De México (CDMX) con la posibilidad de dotar de servicios educativos, como de garantizar derechos y, por qué no, de alguna manera atender también una sentida demanda no sólo de la población de la CDMX, sino de todo un país que está exigiendo más atención y esfuerzo de los gobiernos e instituciones en temas de seguridad, prevención del delito e implementación de políticas públicas que favorezcan el sano desarrollo de la niñez como también de la juventud.

Cabe aclarar que la SEDU-CDMX no cuenta con facultades para certificar estudios básicos, es decir de primaria o secundaria, la dependencia encargada de esas gestiones es la Secretaría de Educación Pública SEP junto con el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA) y lo hacen en diferentes espacios del sistema penitenciario. Pero lo que sí hace la SEDU-CDMX es dotar a través de la Dirección General de Bibliotecas DGB, a los Centros Especializados para Adolescentes de acervos bibliográficos físicos, que respaldan la actividad educativa-escolar, complementando con bienes informáticos que contienen miles de elementos digitales provenientes de grandes bibliotecas como la Miguel de Cervantes o de la propia Universidad Nacional Autónoma de México para la conformación de Bibliotecas Híbridas, además de dar oportunidad de estudiar el bachillerato en línea con diferentes modalidades que certifica la SEDU, como también algunas carreras a nivel universitario.

Se debe tener en cuenta que, al acercar servicios educativos a adolescentes y jóvenes en conflicto con la ley, la ciudad se enfrenta a una complejidad de espacios donde se presentan oportunidades contra amenazas, fortalezas contra debilidades, y donde se buscan emplear estrategias que hagan posible la atención de la población e incluso de trabajadores del sistema penitenciario como también de familiares de los internos.

Entonces, se puede ver que la operación de servicios educativos funcionará de manera especial ya que no es un espacio escolarizado con un calendario definido, el tiempo está determinado por los jueces, como también la aceptación de los servicios se liga a la propia decisión de los adolescentes y jóvenes. Además, se deberá prestar especial atención a las situaciones relacionadas con la utilización del Internet por ser equipos que operarán dentro de instalaciones del sistema penitenciario, debiéndose cuidar la comunicación al exterior aplicando reglamentos y el uso responsable de las redes sociales.

De esta manera, la plataforma educativa que ofrecen las áreas operativas de la SEDU podrá ser disfrutada tanto por los jóvenes, como por el equipo técnico de las comunidades sin importar condiciones en internamiento o laborales, como también por las familias de los jóvenes.

Para finalizar cabe resaltar que, si se habla de un adolescente que está vinculado a hechos tipificados como delito que recupera la vida normal en el exterior y decide inscribirse en alguna de las modalidades de bachillerato a distancia o carrera universitaria, una vez que normalice su situación con la ley penal y quiera concluir el programa para ser certificado, podrá hacerlo también si lo retoma fuera del Centro Especializado.         

 

Boletines institucionales

Descargá los boletines mensuales publicados por la Asociación Internacional de Ciudades Educadoras Delegación para Amércia Latina

VER TODOS